Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Objetivo: Unir esfuerzos por la tierra

Con el Día de la Tierra presente, celebramos a algunas de las marcas que han apostado por la conciencia ecológica y la sustentabilidad.
vie 22 abril 2022 10:02 AM

A través de acciones sostenibles, éticas e innovadoras, estas marcas responden a millones de consumidores preocupados por la preservación del entorno natural y revertir, en lo posible, el daño hecho a nuestro planeta.

Publicidad

El ícono se renueva

Reescribir leyendas es la tarea de la marca Levi’s, siendo su exitoso modelo 501 el protagonista de un capítulo innovador.

La capacidad de Levi´s de atrapar la atención de las nuevas generaciones es innegable. Desde su invención a finales del siglo XIX –para ser más exactos, en 1873–, la visión de Levi Strauss & Co. de crear pantalones de mezclilla con un uso práctico e innovador ha sido uno de los hitos en la historia de la moda. Precisamente, ese espíritu en pro de la innovación es el que obliga a la marca estadounidense a reformular su icónico modelo 501 en una propuesta que celebra las prácticas circulares y que responde a una generación más consciente, que suele cuestionar el origen de las prendas que usan y su impacto en el medioambiente. Para este año, Levi’s y la firma sueca Renewcell, tras el lanzamiento de la colección Wellthread, unen nuevamente sus áreas de expertise para lanzar los 501 diseñados para la circularidad, fabricados con materias primas recicladas y renovables, y diseñados para ofrecer la máxima durabilidad.

El proceso inicia con la mezcla de algodón orgánico certificado y la fibra principal de Renewcell, llamada Circulose, una viscosa de origen sustentable elaborada con desperdicio textil y mezclilla de posconsumo. Por otra parte, los característicos detalles metálicos de los 501 también obedecen a una naturaleza eco, evitando la galvanización del metal, un proceso que elimina el uso de metales pesados y reduce el consumo de agua. Las etiquetas, detalles y costuras, que normalmente se fabrican con materiales sintéticos, fueron trabajadas en 100% algodón, un gesto que permite su fácil reciclaje.

Aromas de esperanza

Hay marcas que nacen de lo natural, impregnando el mundo de su esencia. Le Labo lo confirma con un auténtico saber hacer.

Jasmin 17, Thé Noir 29, Rose 31 y, por supuesto, Santal 33 son nombres reconocibles en el mundo de la perfumería de alta gama. El universo de Le Labo engloba, al día de hoy, estas alquimias olfativas, así como velas, productos para el cuerpo y grooming que, desde 2006, han provocado un culto alrededor de sus deseadas esencias. Cuando sus creadores, Edouard Roschi y Fabrice Penot, vieron nacer este proyecto en la localidad de Grasse, Francia, supieron que este debía mudarse a la ciudad de Nueva York. Probablemente, la jungla de acero por excelencia sería el entorno perfecto para demostrar que la nobleza de la naturaleza y la experiencia de la slow perfumery causarían un choque de sensaciones, uno que provocaría que los usuarios valoraran de nuevo la simpleza de lo natural.

Desde Le Labo se cree firmemente que el futuro del lujo, hablando por lo tanto de la perfumería, radica en la artesanía, en aquellos detalles únicos, como la cuidadosa recolección de rosas, las formulaciones de esencias preparadas manualmente o el vertido de velas. Estas son las acciones que se enaltecen al entrar a cualquiera de sus boutiques alrededor del mundo y nos permiten deleitarnos con perfumes que distan abismalmente de lo masivo. A esto sumamos un programa de refill que incluye un descuento, la oportunidad de regresar los envases para que se puedan reutilizar, una política de no sobreexplotación de la tierra y un sello 100% vegano, porque como bien lo manifiesta la marca en su visión de negocio: “Creemos que es más humano probar cosméticos en neoyorquinos que en animales”.

El futuro es verde

Mercedes-Benz da un paso adelante en la (r)evolución automotriz, siendo la conservación climática su principal motor.

Para la compañía Mercedes-Benz, el objetivo señala el año 2039 como la ambiciosa meta para lograr que su flota de vehículos nuevos sea totalmente carbono neutral y evitar el impacto nocivo en el aire de nuestro planeta, porque hacer historia está en el ADN de la marca. No en vano, sus fundadores revelaron al mundo, en 1886, el primer automóvil; por lo tanto, ser pioneros no es un calificativo que tomen a la ligera. Desde este año, la inclusión en nuestro mercado de la EQA 300, el primer miembro de la familia de SUV compactos con propulsión exclusivamente eléctrica es una realidad que se suma a la implementación de vehículos eléctricos de batería BEV en todos los segmentos.

Este hecho será antecedente de la inclusión, en el año 2025, de arquitecturas exclusivamente eléctricas que abrirán la posibilidad para que los clientes elijan este tipo de versiones para cada modelo fabricado por Mercedes-Benz. Pero no todo versa sobre la revolución eléctrica automotriz; al día de hoy, la compañía compra energía proveniente de fuentes renovables en Alemania, una política que se alinea a su proyecto de acero verde, con el que se busca evitar y reducir la producción de dióxido de carbono en las cadenas de suministro de esta materia prima esencial en los vehículos. En el apartado del cuero que emplean para los interiores, el requisito indispensable para sus proveedores es el compromiso de que el producto esté libre de cualquier forma de deforestación, es decir, que el ganado se críe fuera de bosques de alta conservación.

Publicidad

Tiempo de reverdecer

Más allá de horas y segundos, Audemars Piguet mira a un mañana en el que el compromiso entre comunidad y entorno sea uno mismo.

En un planeta en el que el término “comunidad” ha perdido su esencia progresivamente, el compromiso de Audemars Piguet apunta a recordarnos la importancia del trabajo en unión, siendo la recuperación del entorno natural su principal objetivo. Fundada en 1875, en la región suiza de Le Brassus, la firma prepondera la comunidad como el pilar de diversas políticas en pro de la conservación y del rescate de los ecosistemas no solo en Suiza, sino también alrededor del mundo. De igual manera, apuesta por la innovación de cara a una nueva –y necesaria– cultura corporativa. Actualmente, la Fundación Audemars Piguet ha apoyado 147 proyectos en 52 países y financia 30 programas internacionales. Estas acciones apuestan por la educación ambiental, la reforestación o la preservación.

Un ejemplo es su alianza con Coeur de Forêt para conservar el medio natural de la isla de Flores, en Indonesia, en conjunto con las comunidades locales. O bien, la financiación del bote Selva Viva, construido por desempleados del Amazonas peruano y que actualmente ofrece a turistas expediciones por la zona, con lo cual se han abierto oportunidades que generan conciencia. Y este espíritu eco tiene coherencia al hablar de sus centros de trabajo. La Manufacture des Forges, inaugurada en 2009, es el primer edificio industrial reconocido con el sello Minergie-Eco. El año pasado, la manufactura de Les Saignoles abrió sus puertas con un diseño que apela a la innovación, la integración al entorno y el respeto al medioambiente, tres máximas que se hacen extensivas a su próximo edificio Arc en Le Brassus.

Tejidos de conciencia

En una polémica era para la industria textil, The Rug Company redefine el valor artesanal aplicado a los tapetes de lujo.

Hoy más que nunca, vestir el hogar es una tarea que obliga a los consumidores a revisar minuciosamente los procesos que respaldan el nombre y el precio de la etiqueta que pende en ese deseado objeto decorativo. Desde 1997, The Rug Company no solo ha velado por preservar el oficio de la elaboración artesanal de tapetes añadiendo un giro contemporáneo; también, vigila y certifica que el respeto a las especies que integran su materia prima sea un requisito preponderante en su cadena de producción. Bien sea de lana, cashmere o seda, cada alfombra de la firma británica garantiza una mínima huella de impacto ambiental. Todo inicia, por ejemplo, desde la conservación de las cualidades de la lana de Nepal, región donde también reside su mano de obra.

Una vez hilada, comienza el proceso de anudado, tejido o enrollado, siendo estas técnicas las que permiten que el artista textil juegue y cree diversas texturas o grosores. Cuando el tapete se ha finalizado, es teñido por el Dye Master, responsable de combinar los colores y preparar los tintes naturales. Posterior a esto, el secado natural bajo el sol finaliza el proceso. En adición a este estricto procedimiento, el valor ético es una constante, de ahí que The Rug Company refrende constantemente su compromiso con la economía nepalí a través de políticas justas de trabajo, el cuidado del entorno laboral, programas de educación y vivienda para sus tejedores, artistas y cardadores, así como la certificación de la etiqueta GoodWeave que garantiza que el proceso está libre del uso de mano de obra infantil.

Regenarar Lazos

Dr. Bronner’s es, sin duda, una marca que nace de la Madre Tierra. Ahora es tiempo de honrarla con unión y responsabilidad.

Bajo el mensaje impreso en las etiquetas de su jabón de Castilla, “Todos somos uno o ninguno”, Emanuel Bronner, descendiente de una familia de jaboneros, planteó en 1948 el pilar de una empresa comprometida con productos social y ambientalmente responsables. La unión con la Madre Tierra es la razón detrás de esta determinante red de valores que pronto la posicionó como una de las marcas pioneras en el desarrollo de productos naturales, orgánicos, biodegradables y libres de crueldad animal. Tal es su compromiso por encontrar la perfecta simbiosis entre la naturaleza y la cadena de producción, que en su camino hacia una fabricación con cero residuos las cifras de material reciclado, reutilizados y composta representa el 55%, contra de un 45% de basura.

Avalando sus estrictos estándares está el Regenerative Organic Certified, una certificación que reconoce las buenas prácticas en materia de salud del suelo, el bienestar de los animales y la equidad social, aspecto que la marca Dr. Bronner’s vigila en el apartado de comercio justo. Fieles creyentes de tratar a la Tierra como nuestro hogar, en cada producto se materializa el imperativo de ser humildes y considerados con lo que esta nos obsequia, sin hacer diferencia entre la riqueza que nace de nuestros suelos. Uno de sus grandes aciertos fue el apoyo al Sun+Earth Certified, en 2020, materializado en la elaboración de un jabón en barra con aroma a cannabis ayudando a la certificación del cultivo sin pesticidas sintéticos y ofrecer apoyo técnico a los pequeños agricultores tradicionales de esta herbácea.

Publicidad
Entrenamiento, salud y accesorios
Recibe los mejores consejos para verte mejor.

Publicidad