Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad
Coronavirus_header desktop Home Expansión

Nuestras Historias

“Difícil que los influencers tengan el mismo poder en la moda”, Carry Sommers

La co-fundadora de Fashion Revolution, Carry Sommers, reflexiona acerca de los cambios inminentes para la industria de la moda a raíz de la pandemia de Covid-19.
mié 01 julio 2020 01:43 PM
Life and Style Moda Covid.jpg
Los grandes volúmenes de producción son un problema para la industria de la moda.

Desde 2013, Fashion Revolution, un movimiento global sin fines de lucro con presencia en más de 100 países, ha luchado por cambiar algunas de las prácticas más cuestionables de la industria de la moda. Su preocupación por problemas como la contaminación ambiental, la explotación de los trabajadores y la falta de transparencia ha llevado a la creación del Índice de Transparencia de la Moda que, desde 2016, clasifica a las compañías más grande del mundo en función de su nivel de transparencia, basándose en un cuestionario e información disponible públicamente sobre problemas de la cadena de suministro.

En una entrevista exclusiva con Life and Style, Carry Sommers, co-fundadora de esta plataforma, compartió sus reflexiones acerca de los cambios que ya se están presentando en la industria de la moda a raíz de la pandemia de Covid-19.

Publicidad
Life and Style Carry Sommers.jpg
Carry Sommers con bordadoras de Perú. Uno de los objetivos de Fashion Revolution es dar visibilidad a las personas involucradas en la cadena de suministro de la industria de la moda.

¿Cuál ha sido el impacto más grande de la pandemia para la industria de la moda?
El mayor impacto de este virus se ha notado en el cierre de las tiendas y en la cancelación de órdenes. El impacto de estas cancelaciones se traslada a los trabajadores, pues muchas fábricas o la mayoría de ellas han dado licencias temporales sin goce de sueldo o despedido a algunos trabajadores. Algunos de ellos han perdido ya varios meses de salario y son gente de países como Bangladesh, Camboya e India que por lo general no tienen dinero para comprarse la comida del día siguiente; son algunas de las personas más vulnerables en la cadena de abastecimiento de la moda.
Incluso aunque algunos de estos trabajadores están recibiendo algo de dinero de las fábricas, de préstamos o del gobierno, hay mucha gente dentro de la cadena de abastecimiento de la moda que no cuenta con ningún tipo de protección. Hay muchas personas que trabajan desde casa que son un enorme apoyo para la industria de la moda en países como India, donde brindan un servicio real a la moda de lujo y también a la fast fashion. Muchos de ellos no tienen ningún tipo de respaldo, ni seguridad social ni ningún tipo de red de apoyo, pues no tienen un empleo formal.

¿Qué cosas ha hecho evidentes la pandemia?
Lo que ha quedado realmente claro es que tan importante es la transparencia para la industria; algunas marcas y minoristas se están esforzando por ser socios de negocios buenos y responsables, mientras que otras simplemente están dejando que las fábricas absorban los costos. Las políticas de compra y de cancelación, la liquidación de empleados… Estas prácticas responsables van mano a mano con la capacidad de las fábricas para pagar a los trabajadores a tiempo.
Mucha gente está consciente del problema del consumo y de que las marcas producen demasiado stock, pero mucha gente no estaba plenamente consciente de las cantidades reales del mismo. Una gran cantidad de marcas produce para después incinerar o enviar sus sobrantes a vertederos. Una de las preguntas del Fashion Transparency Index es qué es lo que hacen con el stock no utilizado y solo 27% de las marcas revelan información sobre lo que hacen con los artículos no vendidos, defectuosos o con sus excesos de producción.

Publicidad
En el peor escenario, muchos de los avances que se han tenido en términos de la seguridad de los trabajadores, sostenibilidad y transparencia podrían mostrar retrocesos.
Carry Sommers

¿Cuáles son los riesgos actuales para el sector?
Hay muchos riesgos. Las marcas o minoristas bien establecidos no corren tantos riesgos de llegar a la bancarrota. En el peor escenario, muchos de los avances que se han tenido en términos de la seguridad de los trabajadores, sostenibilidad y transparencia podrían mostrar retrocesos. Otro escenario catastrófico es que cientos de miles de trabajadores se queden sin empleo y pasen hambre y pobreza como resultado de la situación. Incluso muchas fábricas podrían no reabrir.

¿Qué medidas deberían tomar las marcas o las cadenas minoristas?
Las marcas más responsables y transparentes seguramente se esforzarán por cambiar sus modelos de negocio e implementarán mejores políticas de compra. Algunas también utilizarán este tiempo para reforzar su compromiso estratégico y sus acciones prácticas para ser más transparentes y sostenibles. Probablemente se crearán colecciones que sean más duraderas y que se adapten mejor a distintas temporadas, en lugar de estar tan enfocadas a las tendencias.
Generalmente, las fábricas prefinancían los costos de las materias primas y la producción, y típicamente tienen que esperar 90 días para recibir el pago. En el corto plazo, muchas de las fábricas ya no podrán hacer esto porque se les ha dejado con todas las materias primas y las órdenes que no se les están pagando, así como con costos de producción. Es necesario que las marcas y los minoristas se comprometan a reducir sus tiempos de pago a 30 o 60 días, idealmente.
Tenemos que ver una mayor y más profunda colaboración en la industria. Hemos escuchado de iniciativas que involucran a las marcas y a los minoristas. Probablemente debería crearse un fondo que permita compensar a los trabajadores si esto ocurre de nuevo. Es importante que los grandes grupos de moda y lujo comiencen a trabajar de manera colaborativa y que vean más allá de su sentido natural de competencia.

Life and Style Moda Covid 3.jpg
Los excedentes de producción con uno de los grandes problemas planteados por la industria de la moda.

Publicidad

¿Qué cambios pueden esperarse en el comportamiento de los consumidores?
Los ciudadanos están reevaluando y estableciendo nuevas prioridades respecto a su manera de gastar el dinero. Sabemos que habrá una recesión económica y la ropa no estará en la lista de prioridades. Dicho esto, si hacemos un repaso de la historia, vemos que ha habido situaciones similares –hambrunas, guerras y desastres naturales– y la ropa es una de las industrias que ayudan a la gente a recuperarse más rápidamente porque les permite comprar algo que les hace sentir que la vida está volviendo a la normalidad.

¿Qué podría pasar con la industria?
Es muy complicado hacer predicciones de qué pasará con la industria. Todo lo que podemos hacer es esperar que durante este tiempo la gente comience a ver a los verdaderos héroes y a los trabajadores clave en los que se puede confiar, más allá de los influencers. Ahí está la gente que está confeccionando batas y mascarillas que, en cierto modo, se han convertido en héroes y que antes eran pasados por alto o que se les ocultaba. En el Reino Unido, marcas como Burberry se han dedicado a producir equipo de protección y sus trabajadores están arriesgando sus vidas para llegar a las fábricas. No sé qué pasará con esto a largo plazo, pero me parece muy interesante y creo que esto ayudará a mucha gente a entender que esta es la manera en la que el mundo debe funcionar y que estos son los héroes a los que se debe dar más visibilidad.
Por otro lado, mi temor es que al acabar todo esto las marcas tendrán mucho más para vender y que su estrategia será vender más barato, lo cual disminuirá sus ganancias. Esto hará mucho más complicadas las negociaciones para las fábricas, por lo que volver a lo anterior no debería ser una opción, sin embargo, potencialmente podría llevar de nuevo a la adopción de prácticas de negocio no tan saludables.

Esto ayudará a mucha gente a entender que esta es la manera en la que el mundo debe funcionar y que estos son los héroes a los que se debe dar más visibilidad.
Carry Sommers

¿Cómo podemos ayudar a que estos cambios ocurran?
Los ciudadanos también podemos utilizar nuestra voz. Mucha gente está teniendo mucho más tiempo libre para estar en casa y creo que este es un buen momento para que le pregunte a las marcas cosas importantes como quién está haciendo su ropa a través del correo electrónico.
La apertura de la comunicación entre las marcas y las audiencias tiene que ser buena. Esto está haciendo que las marcas se hagan responsables hacia los consumidores y ahora estos tienen la posibilidad de hacerles preguntas. Por consecuencia, las marcas tienen que ser más transparentes.

Life and Style Moda Covid 2.jpg
Los procesos de teñido son considerados altamente contaminantes por su consumo de agua y los químicos utilizados.

¿Cómo podría cambiar la manera de trabajar de los diseñadores de moda?
Los diseñadores deberían preguntarse, en caso de ocurrir algo así nuevamente, si su ropa podría venderse en seis o doce meses. Creo que tendrían que diseñar con la longevidad y la durabilidad en mente, más allá de las tendencias de temporada.

Los diseñadores de moda tendrían que trabajar con la longevidad y la durabilidad en mente, más allá de las tendencias de temporada.
Carry Sommers

¿Cuál es el futuro de las semanas de la moda?
La gente se ha dado cuenta de que efectivamente puede trabajar de manera eficiente a través de plataformas digitales. Si vemos las emisiones de carbono asociadas a las Semanas de la Moda es impactante y las nuevas tecnologías que permiten a los compradores ver y sentir las telas, los showrooms virtuales están haciendo que la gente se de cuenta de que hay otras maneras de comprar. Las semanas de la moda son un modelo obsoleto y este podría ser el principio del fin para ellas.

Creo que las cosas cambiarán y creo que debemos tener una visión más holística acerca del tipo de personas que estamos poniendo en pedestales.
Carry Sommers

¿Regresarán los influencers con la misma fuerza?
Creo que será difícil ver una industria de la moda en la que los influencers tengan el mismo poder que tenían hace seis meses. Creo que las cosas cambiarán y creo que debemos tener una visión más holística acerca del tipo de personas que estamos poniendo en pedestales. Espero que esto cambie.

¿Cuál es el papel de Fashion Revolution en todo este proceso?
Desde el punto de vista de Fashion Revolution, la transparencia hace que los creadores de las políticas y la industria tomen acción. La transparencia conduce al reconocimiento de responsabilidades y, por consiguiente, a los cambios en la manera en que la industria opera. Todos podemos trabajar juntos en esta acción colectiva para generar los cambios que requiere la industria de la moda.

Tags

Entrenamiento, salud y accesorios
Recibe los mejores consejos para verte mejor.

Publicidad
Publicidad