Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Juan Pablo Raba: las narcohistorias deben dignificar a las víctimas

'Noticia de un secuestro', de las letras de Gabriel García Márquez llega a las pantallas de Amazon Prime.
mar 06 septiembre 2022 09:00 AM

Gabriel García Márquez es un referente de la literatura hispanoamericana. El colombiano se hizo del Premio Nobel de Literatura en 1982 y su legado sigue en pie. Es este 2022 que se estrenó Noticia de un secuestro, un thriller que aborda los episodios más oscuros de la historia reciente del país sudamericano.

Juan Pablo Raba, protagonista de esta miniserie, habló en exclusiva para Life and Style acerca de este proyecto y su visión de los productos que están llegando a las pantallas de millones por medio del streaming.

Publicidad

Juan Pablo Raba, es un actor colombiano de 45 años con más de 20 años de trayectoria, entre los cuales su trabajo en México ha sido identificado por las telenovelas de la televisión de su país que han llegado a muchos públicos con gran éxito (Viva la Pepa, Mi Gorda Bella, El Cartel de los sapos, La Reina del Sur, entre otras.), además de incursionar en el mundo de las plataformas digitales (Narcos, Six, S.H.I.E.L.D) y el cine.

"Llegamos a Miami hace 20 años mi esposa Mónica Fonseca y yo, cuando nació mi hijo Joaquín, no estábamos huyendo de la telenovela y de ese tipo de trabajo, buscamos otra forma de hacer proyectos", recuerda Juan Pablo Raba.

La telenovela latinoamericana te da la respuesta de inmediato, sientes el cariño de la gente y sabes cuando algo les gusta o no

"La telenovela te exige mucho tiempo, son muy largas, es como si fueras en un tren que va bajo la tierra un año y cuando sales buscas retomar tu vida. Aunque en Miami seguimos con telenovelas, poco a poco se acomodó y pude migrar a proyectos como Narcos, Six y la película 33", recuerda Raba su transición del formato del melodrama a producciones más robustas.

"Aunque son cosas diferentes, la telenovela latinoamericana te da la respuesta de inmediato, sientes el cariño de la gente y sabes cuando algo les gusta o no", añadió.

La sombra del Gabo ¿una fortuna o un reto?

Pese a la reputación de García Márquez el llegar a tener una adaptación adecuada puede ser una exigencia no apta para todos los productores, reflexiona Juan Pablo Raba. "Hay libros que tienen historias fabulosa, pero no se trasladan de la mejor forma al medio audiovisual", comentó. "En este sentido la visión del director, Rodrigo García (hijo de García Márquez), en el que implicaba hacerla como una miniserie, hacerlo para una plataforma y hacerlo desde el punto de vista desde la víctimas", señaló.

"Podíamos hacerlo con la lectura del libro con la visión de Escobar y eso pudo ser más cómodo, pero el eliminar al narcotraficante de esta historia fue un gran acierto", apunta el actor.

El actor ya acumula tres trabajos que lo relacionan con la obra del "Gabo". En el teatro en Bogotá presentó Crónica de una muerte anunciada, colaboró en el audiolibro de Cien años de soledad y ahora Noticia de un secuestro.

"En vida el mismo Gabo dijo que si había un libro que podía ser llevado a la pantalla era Noticia de un secuestro", comentó. "Para mi no es una garantía de éxito ni razones para sentir temor, al contrario es un orgullo poder ser parte de esta interpretación de las historias de mi autor favorito", puntualizó Raba quien reconoce que su libro favorito es Cien años de soledad.

Historias latinoamericanas que siguen vigentes

El libro Noticia de un secuestro desde su origen está basado en un hecho real que documentó García Márquez con los eventos ocurridos en la Colombia de los 90. Cuenta los secuestros de varios periodistas y familiares de importantes políticos del país a finales del año 1990, un momento en que la guerra entre Pablo Escobar (y su grupo Los Extraditables) contra el Estado colombiano se encontraba en un punto crítico. Una temática de hace 30 años que en México no parece muy lejana.

"El momento que vemos en esta historia lamentablemente se puede trasladar a nuestros tiempos. En ese entonces un grupo criminal le declaró la guerra al Estado", reflexiona Juan Pablo.

Villamizar hace lo que nos toca a los latinoamericanos: salir adelante. Tenemos fe, esperanza, alegría y a pesar de lo que pasa seguimos siendo pueblos aguerridos, "berracos" y echados pa' delante

"Hay factores que vemos ahí que siguen muy presentes en nuestras sociedades; el secuestro, el drama y la tragedia han cambiado de protagonistas, pero ahí están por las razones que quieran, la maldad, la corrupción y la codicia", añade.

Alberto Villamizar es el personaje que interpreta Juan Pablo Raba. Un político que sí bien está en una posición de poder, también se encuentra vulnerable en una Colombia que se siente secuestrada ante los tiempos que enfrentó durante esa década.

"Villamizar hace lo que nos toca a los latinoamericanos: salir adelante. Tenemos fe, esperanza, alegría y a pesar de lo que pasa seguimos siendo pueblos aguerridos, "berracos" y echados pa' delante. Donde el Estado no resuelve nada nos toca hacerlo a nosotros y las reglas cambian constantemente. Es parte de nuestra realidad vivir en el caos, es complejo, poético y comparte muchos elementos esta historia en su atemporalidad", describió Raba.

Es vivir con una sensación de que todos estamos secuestrados

El actor recuerda este periodo en Colombia como una fase que llegó a herir a su familia. Fue el lunes 27 de noviembre de 1989, tras unos minutos de haber despegado del aeropuerto El Dorado de Bogotá con destino a Cali el avión cayó luego de explotar un artefacto, falleciendo 110 personas en total.

"Mi tío Oscar Francisco Rivera murió en ese avión de Avianca, en un atentado orquestado por Pablo Escobar. El miedo de que no puedes ir al colegio porque hay amenaza de bomba. Entonces eso se te queda, cuando tienes ocho o nueve años, que no sabes que va a pasar al día siguiente", recuerda el actor. "Es vivir con una sensación de que todos estamos secuestrados", añadió.

La adaptación del tiempo en la serie abraza todos los elementos estéticos y de ambiente que se vivió en esa Colombia de los 90.

 

Las narcohistorias ¿llegaron para quedarse?

América Latina tiene historias muy paralelas, sin embargo, las ficciones, bio series o series inspiradas en narcotraficantes y criminales de este tipo se han multiplicado por toda nuestra región ¿Necesitamos más de este contenido?

"Mi primer papel en una serie de este estilo fue en El Cartel de los Sapos. Luego me tocó ser Gustavo Gaviria en Narcos, me costó mucho aceptarlo porque esa persona de una forma, por lo menos indirecta, mató a un familiar mio y afectó a la sociedad en la que viví", apunta Juan Pablo Raba.

En México ha habido una amplia discusión respecto a como estas historias llegan a glorificar a los criminales y se les ha cuestionado a los actores que deciden protagonizar dichas producciones.

"Siempre debe haber una dicotomía entre lo que piensa la persona y lo que representa el artista; yo tengo mis ideas, mi compás moral, pero este no tiene que relacionarse con mis personajes, esas historias son importantes para contar porque representan parte de nuestra realidad", argumentó.

"Ahora bien, después de hacer Noticia de un secuestro representa un parteaguas, porque es momento de contar historias desde el punto de vista de las víctimas. Lo importante de esta producción es que se arriesgaron y le dieron la vuelta para crear una narrativa con más conciencia y con una sensibilidad diferente", apuntó el colombiano radicado en Los Ángeles.

Noticia de un secuestro representa un parteaguas, porque es momento de contar historias desde el punto de vista de las víctimas

"En el caso de estas narcohistorias que se les tilda de ser apología del delito, también tienen que llevar un tratamiento especial, porque estas historias reales nacen en cunas de desesperanza en municipios donde los alcaldes y gobernadores se han llevado todo y nada ha llegado a esta gente" reflexiona en favor de estas historias que nacen en las Américas.

"Hay que pensar, qué fue primero: el corrupto que se robó absolutamente todo o el ambicioso que quería más que todos y decidió meterse al negocio de las drogas, creo que hay que valorar los dos enfoques", finalizó el protagonista de Noticia de un secuestro.

 
Publicidad