Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Así 'House of the Dragon' enriquece 'Game of Thrones '

Los dragones regresan decididos a tomar la pantalla como hiciera la serie que les antecedió.
sáb 27 agosto 2022 03:15 PM

Imposible olvidar las reacciones de sorpresa y miedo cada que un personaje principal de Game of Thrones se cruzaba con un dragón. No es para menos. Tanto por la grandiosidad de las criaturas, como por el hecho de que éstas llevaban extintas poco menos de 150 años. Más de un siglo que hizo olvidar a muchos que hubo un tiempo en que los dragones dominaron Westeros, volando a sus anchas por los siete reinos infundiendo temor y respeto. Y a sus lomos un Targaryen, la única casa capaz de controlar a la bestia para su beneficio.

Daenerys Targaryen nos dio sólo un vistazo de este poderío, que ahora veremos en todo su esplendor en House of the Dragon. Se trata de una adaptación de Fuego y sangre, novela de George R.R. Martin publicada en 2018 y que funge como precuela de su aún inconclusa Canción de hielo y fuego.

Publicidad

La gestación comenzó cuando el autor estadounidense concibió el proyecto impreso, su plan era hacer un breve complemento que abordara el ascenso y la caída de los Targaryen antes de que cualquier serie o incluso película creara su propia versión. Pero como ya es una costumbre en su obra, la inspiración se disparó y la trama creció hasta superar las 350 mil palabras, así como las 730 páginas en su primera edición estadounidense. Fue una historia que parecía cobrar vida por sí solo y cuya existencia no podía limitarse al papel. No pasó mucho tiempo para que HBO manifestara su interés ni para que llegara a un acuerdo con el escritor, con la peculiaridad de que este último ahora está acreditado como showrunner para garantizar el control creativo.

A la conquista de Westeros… y del público

Cuando HBO anunció House of the Dragon, los thronies del mundo no supieron del todo cómo reaccionar. Comprensible, pues la emoción de volver al fantástico mundo de Westeros chocaba de lleno con el desencanto, aún fresco, que provocó en muchos el desenlace de Game of Thrones.

El primer objetivo del show es erradicar estas sensaciones con una historia que nos lleva muchos años atrás, concretamente al reinado de Jaehaerys I Targaryen. Fue uno de los soberanos más importantes en toda la historia de Westeros, pero su legado colapsó cuando su deceso desató una feroz lucha por la corona.

La historia, por su parte, no deambulará entre las numerosas casas de poniente, sino que ahondará de lleno en los Targaryen. En su lucha por hacerse con el poder, sus esfuerzos por preservarlo y en cómo lo perdieron durante la rebelión de Robert Baratheon. El tratamiento, sin embargo, será distinto al visto en Game of Thrones. Esta vez no todo es una guerra constante, sino una situación más compleja en muchos sentidos, vinculada de lleno al quehacer político de este reino fantástico.

Esto nos permitirá conocer cómo se dio la consolidación económica de Westeros, los eternos dilemas religiosos que entorpecieron la unión de los siete reinos, así como las incontables alianzas e intrigas que se cosecharon a través del tiempo. El show tampoco está exento de conflictos, no sólo entre las distintas casas, sino al interior de las mismas, con los propios Targaryen luchando por el Trono de Hierro en más de una ocasión, en batallas sin cuartel debido a la capacidad destructiva de los dragones.

No menos importante es que la serie también podría ayudar a resolver muchas dudas que carcomen a los aficionados, como la presunta locura que aquejó a Daenerys hacia el final del show original. El impreso que inspira Fuego y sangre enfatiza en que los Targaryen pensaron por años que su salud era superior por la pureza de su sangre, hasta que una epidemia les demostró lo contrario. Este hecho es el primero de todo tipo de padecimientos y que desembocan en la bien conocida historia de Aerys II Targaryen, mejor conocido por todos como "el Rey Loco".

Finalmente, House of the Dragon no solo ayudará a comprender cómo fue que la que una vez fue la familia más poderosa de Westeros cayó en la tragedia. También mostrará las razones por las que las fascinantes y majestuosas criaturas que engalanan su escudo desaparecieron por casi 150 años.

 

Nueva vida para los siete reinos

El mayor reto de House of the Dragon, sin embargo, será el de dar nueva vida a una de las series más populares de todos los tiempos, pero también a uno de los mayores desencantos en toda la historia de la televisión. Muchos aficionados no han perdonado el tratamiento dado a los grandes favoritos para hacerse con el Trono de Hierro: Daenerys Targaryen que perdió el rumbo de manera abrupta y cuya simbología feminista fue aniquilada tras ser asesinada por un hombre; Jon Snow fue el responsable de esta última muerte, lo que le condenó a una vida más allá del muro; Arya Stark terminó en unos segundos con un conflicto que tomó ocho temporadas en gestarse. Al final, el triunfo fue para Bran Stark, quien se hizo con la corona de una forma deslucida, sin ayudar a resolver los conflictos y sólo por su capacidad de mirar al pasado. Algo que, ahora, todos podremos hacer con este nuevo show.

La adversidad se enaltece si consideramos que Game of Thrones bien puede ser llamado el último gran fenómeno televisivo. House of the Dragon debuta en un mundo dominado por el streaming, pero preservando el estreno semanal y la franja horaria de la serie original.

Como toque final, la enorme responsabilidad que carga a sus espaldas. De su éxito depende que este universo fantástico siga expandiéndose con más spinoffs, de los que actualmente hay siete confirmados. Un descalabro podría ser letal para todos ellos. Una buena respuesta también ayudaría a que Warner Bros. Discovery encuentre un poco de equilibrio en los tiempos inciertos que atraviesa el conglomerado, además de que podría ser decisivo para HBO Max en vísperas de su fusión con Discovery Plus.

Desafíos tan grandes que sólo una franquicia de esta magnitud sería capaz de soportar. Veremos si es capaz de hacerlo. Game of Thrones está de vuelta con House of the Dragon y hoy más que nunca es buen momento para recordar que la vida, como la ficción, es un juego de tronos en el que se gana o se muere.

 
Publicidad