Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

'Como agua para chocolate' se presenta en el ballet en Londres

La novela de Laura Esquivel tiene una adaptación ahora en el escenario, luego de su gran éxito en el cine en 1992.
jue 02 junio 2022 02:11 PM

Como agua para chocolate llega al ballet con música y baile con una fuerte inspiración de lo mexicano y con un estilo contemporáneo, basada en el trabajo de Laura Esquivel transformada en danza para el Royal Ballet británico, que este jueves estrena en Londres.

La música es del compositor británico Joby Talbot y la coreografía de Christopher Wheeldon tomarán el escenario de la Royal Opera House de Covent Garden en el que ofrecerán nueve representaciones del 2 al 17 de junio.

Esta adaptación para ballet novela contó con la participación de Esquivel, la escritoria viajó a Londres para el estreno, aunque no dio entrevistas.

Publicidad

También colaboraron en el proyecto la directora de orquesta mexicana Alondra de la Parra, bajo cuya batuta tocará la orquesta de la célebre ópera londinense, y el guitarrista mexicano Tomás Barreiro.

La idea surgió de Wheeldon "que en los 10 años desde que nos conocemos se ha enamorado de mi país", explicó a la AFP De la Parra antes de la primera representación.

"Me dijo que quería adaptar Como agua para chocolate y me emocioné muchísimo porque es una historia icónica en el repertorio de la literatura hispana, mexicana", subraya.

La novela, publicada por Esquivel en 1989, está ambientada en la frontera norte de México en el siglo XIX y sigue a los personajes de Tita y Pedro y el complicado amor que sienten el uno por el otro. Tita utiliza su cocina cargada de pasión para influir en los numerosos personajes de conforman esta saga familiar.

Como en el libro, "elementos de realismo mágico y sobrenatural brindan la base para este nuevo trabajo que reúne a Wheeldon con el equipo creativo que dio vida a aclamadas producciones del Royal Ballet como Alicia en el país de la Maravillas (2011) y Cuento de Invierno (2014)", ballets inspirados en las obras homónimas de Lewis Carroll y William Shakespeare, precisó la compañía.

Su nueva creación "es muy fiel al libro de Esquivel, es la misma historia pero obviamente en un ballet no puedes tenerlo todo, así que se han tenido que omitir algunas cosas", explica De la Parra.

Para ella, "Christopher es un mago de la narrativa porque puede contarte en un ballet sin palabras toda la historia de un libro entero".

 

"Polvo mágico"

La directora colaboró año y medio con Talbot para dar influencia mexicana a su partitura original, trabajando principalmente métrica y percusión.

"Es una composición que no pretende ser mexicana sino que tenga todos los ingredientes de ese sabor, como en la cocina de Tita, pero que el resultado al final sea su propia sopa", explica.

Para ello le presentó a Barreiro, su maestro de composición, "un músico con un conocimiento vasto de la música popular y clásica de México", que tras aconsejar al compositor participa en el espectáculo tocando la guitarra.

De la Parra contribuyó también a la coreografía de Wheeldon aportando "elementos de la danza mexicana". "Nosotros tenemos ciertos conteos, que se incorporaron en la métrica, y aspectos como el zapateo" que inspiran este ballet sin estar necesariamente presentes, afirma.

Así, lejos de copiar "todas estas influencias se meten en una licuadora y se espolvorea la obra con el polvo mágico que sale de ella", asegura.

Del mismo modo, la adaptación visual del diseñador Bob Crowley se inspiró en los vestuarios de la época revolucionaria mexicana (1910-1917) en que transcurre la historia de Esquivel.

Pero "toda la influencia es muy comedida, porque al final es una obra contemporánea con la voz de estos artistas", concluye la mexicana, que tras Londres debe dirigir la orquesta del nuevo ballet en California y Nueva York entre marzo y junio de 2023.

Éxito internacional traducido a más de 30 idiomas, Como agua para chocolate había sido adaptada a la gran pantalla en 1992 por el mexicano Alfonso Arau. La película fue galardonada con diez premios Ariel de la academia cinematrográfica de México.

Esta nueva adaptación, para los escenarios, es una coproducción entre el Royal Ballet británico y el American Ballet Theatre.

 
Publicidad