Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

"Estas nominaciones son un regalo a nuestra trayectoria": Love of Lesbian

Santi Balmes y Uri Bonet de Love of Lesbian hablan sobre 'V.E.H.N.', el disco que les consiguió tres nominaciones al Latin Grammy.
vie 22 octubre 2021 12:24 PM

Son días felices –y extraños– para Love of Lesbian. Después de veinte años de trayectoria y diez discos, la agrupación española al fin recibió sus primeras nominaciones al Latin Grammy (ya habían ganado uno, pero por empaque de disco), gracias a V.E.H.N, un disco que refleja de manera clara la madurez que ha adquirido la banda con el paso de los años, por medio de sonidos potentes, letras concisas y colaboraciones envidiables.

Platicamos con Santi Balmes y Uri Bonet de Love of Lesbian sobre este álbum y el reconocimiento que vino con él.

Publicidad

Después de una trayectoria de diez discos, ya tienen sus primeras tres nominaciones al Latin Grammy. ¿Cómo se sienten?

Santi Balmes: Se siente bien. Extraño, te tengo que decir, porque es raro todo. Las cosas en la vida a veces vienen cuando menos te lo esperas. Con cierta filosofía zen estamos acogiendo, digamos, estos premios, más que nada porque queremos considerarlo como una una gran experiencia y realmente a partir de aquí todo lo que venga será de regalo. De momento las tres nominaciones ya son un premio muy grande.

El disco que les trajo estas nominaciones, es V.E.H.N., o Viaje Épico Hacia la Nada. ¿Cómo describirías ese disco?

SB: Es un disco que creo que resume muy bien lo que es Love of Lesbian, con un crisol de estilos bastante curioso. Pensamos que el disco iba a ser más homogéneo pero cada canción salió con un carácter particular. Es un disco que al final, dentro de la heterogeneidad, tiene una dirección desde la claustrofobia hasta la esperanza final. Cada canción es un mundo.

Dices que no es un disco homogéneo, pero a la vez es muy cohesivo, y mucho más contundente que otros discos que han hecho…

SB: Era la intención. Veíamos de El cometa Halley, que es un disco más largo, en el que las letras tenían mucha importancia. A partir de ahí llegamos a un extremo en el que no teníamos ganas de seguir ahondando. Dimos un volantazo e intentamos girar el volante hacia el otro lado y buscar un cierto enfado que teníamos, y eso creo que se refleja.

Este disco salió en abril de 2021. Eso, y algunas letras, me hacen pensar que estuvieron trabajando en esto durante la pandemia…

Uri Bonet: No, es un disco prepandémico. Realmente lo trabajamos desde el año 2018, entrando de vez en cuando desde ese año hasta hasta el hasta el 20 al estudio a hacer pequeños demos y trabajar las canciones. Aunque las letras y las canciones sean temas que están muy acordes con una época pandémica, está hecho antes. Realmente tenemos aquí a un Nostradamus en la banda, que es Santi.

Desde mayo han estado de gira. ¿Cómo ha sido para ustedes ingresar escenarios en las condiciones tan extrañas en las que estamos y después de toda una época de encierro?

SB: Tú la has definido muy bien, extraño. Es una sensación curiosa porque tenías ganas de estar delante de la gente, pero a la vez lo que tenías delante era ciertamente inexpresivo, con la mascarilla, sentados. El repertorio quizás lo elegimos de forma en la quizás no incidimos tanto como podríamos en las canciones más movidas para no generar un conflicto de seguridad y quizás aprovechamos, no sé, “Escuela de danza aérea”, que es un tema que no iba a entrar en principio, para para que lo escuches sentado.Es un tema ideal, ¿no? Creo que si hubiera sido un concierto estándar a la antigua usanza, un concierto pre-covid, esa canción hubiera entrado en otro formato de salas. A partir de ahí hemos ido adaptándonos como el agua, porque las circunstancias eran las que eran, lo tomaba o lo dejabas. Aquí ya llevábamos mucho tiempo. Lo que no puedas hacer jamás es sacar un disco de Love of Lesbian, que se sobreentiende que va a venir con una gira, y no va a hacer la gira. Eso es asesinar un disco.

Claro, porque no lo dejas vivir más allá del estudio...

SB: Claro, y no queríamos que eso sucediera, más que nada porque somos una banda que ha nacido un poco para el directo.

UB: Sí que es cierto que había momentos de mucha reflexión entre cuándo sacarlo, de qué manera sacarlo, cómo presentar este disco, que de hecho, todos imaginábamos que sería un disco de impasse, y, madre mía, para hacer un disco de impass no veas la que está liando el disco. Pero, ciertamente, si en marzo o abril de 2020 nos hubieran dicho que haríamos en el año 2021 cuarenta y cinco conciertos, seguramente sería algo que no nos creeríamos. Y acabaremos así: acabaremos 2021 y con 45 conciertos. Ha sido un regalo. O sea, está claro que hemos trabajado el triple de lo que seguramente hubiéramos hecho en una gira normal, para lo que sería V.E.H.N. en una época normal, pero ha sido un regalazo. No te puedes imaginar en el momento tan bonito, tan agradable y tan emocionalmente potente que estamos viviendo los escenarios de esta gira. Estamos muy felices.

¿Cómo han notado el ánimo de la gente en los conciertos en esta nueva etapa?

SB: Hay de todo. Hay gente que va con cierto miedo aún, otros que no llevan bien las reglas y otros que han sabido adaptarse a las circunstancias. Creo que a partir de ahora veremos el momento más especial, a partir de los conciertos que vienen a continuación, porque la gente de ahora sí empieza –al menos aquí en España– a estar un poco más tranquila por el tema de vacunación y por el tema del bajo índice de contagios. Y sí que hay una necesidad de epidermis, de tocarse, de abrazarse. Hay una necesidad brutal, la tenemos todos. Ayer mis hijas montaron una fiesta y cuando llegué a casa estaban todos los amigos abrazados y muy juntos, y eso me llevó a a pensar en todo el tiempo que habían estado sin hacerlo, o con unas precauciones brutales. Ahora se sobreentiende que la gente que va a un concierto estaba vacunada, antes no sabías que tenías al lado, y eso hace que te relajes más.

Regresando al disco, ¿qué creen que hace a V.E.H.N. tan especial para ya haber conseguido tres nominaciones al Latin Grammy?

UB: Yo creo que lo que le hace especial es todo lo que le precede. Somos una banda que llevamos más de 20 años juntos, más de 20 años en la carretera. Muchos discos, muchísimas canciones y experiencias. Somos una banda que hemos aprendido a perdonarnos absolutamente todo entre los mismos miembros, y yo creo que hemos tomado unas últimas decisiones difíciles, pero que eran necesarias. Eso fue justo antes de la grabación del disco y nos liberó por completo de cosas que llevábamos cargando durante muchos años, y hemos sido muy conscientes de que estamos justo en el momento más maduro de esta banda. Lo veo muy claro en las canciones, en el sonido, en cómo estamos girando. Para mí es el mejor momento de esta banda. Y es curioso que sea después de veinte años, y realmente para mí es eso. Estas nominaciones son un regalo a la trayectoria de la banda y para quienes hemos participado en esta banda desde hace 20 años. Somos maduros, creemos en nosotros y estamos completamente seguros de aquello de lo que estamos haciendo.

Y sí se refleja muchísimo en el disco. Es un gran disco, pero también han hecho otros antes que merecían un Latin Grammy…

SB: Muchas gracias. Hemos llegado a esa misma conclusión. Yo creo que estas nominaciones se agradecen muchísimo, pero quizás antes no teníamos el apoyo con otros discos que creo que también lo merecían. Pero bueno, esa es una opinión muy, muy personal, y las cosas llegan cuando llegan. En nuestro caso hemos tenido una trayectoria constante, pero quizás a veces los agentes externos a la banda que nos han rodeado no nos han ayudado tanto como ahora.

Publicidad
Publicidad