Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Boji: El pasajero más querido de Estambul

Este singular perrito se está convirtiendo en una estrella tan famosa que podría tener su propia telenovela turca.
dom 10 octubre 2021 12:13 PM

Estambul, esta megalópolis intercontinental y la más grande de Europa, está llena de sitios fascinantes. La antigua capital del imperio Bizantino y eventualmente del Imperio Romano tiene grandes historias de conquistadores, pensadores y artistas. Sin embargo, en este siglo XXI aparece un singular personaje que se ha convertido en una nueva estrella en la antigua Constantinopla, su nombre es Boji.

Publicidad

Boji es un perro criollo que se ha vuelto viral en Turquía al ser un pasajero común del metro, autobuses y hasta los barcos ferry que surcan el Bósforo conectando los extremos europeo y asíatico de la metrópoli.

Se desconoce la edad del perro, aunque aparenta tener unos 5 años, este peculiar canino toma asiento en el transporte público desde hace meses y se le permite el acceso sin ninguna restricción. Personal de salubridad le ha dado revisiones periódicas para confirmar el buen estado de Boji, se le ha vacunado, además de contar con un rastreador en una de sus orejas para ubicarlo durante el día, reportó DW.

Boji recorre entre 30 y 40 kilómetros diariamente

“Hace dos meses hemos estado viendo como Boji se comporta en el Metro, él sabe dónde subir y donde bajar, se ha convertido en un fenómeno que tiene un patrón interesante” Aylin Erol, vocera del Metro de Estambul, dijo a CNN. El perrito visita 29 estaciones del metro estambuliota diariamente siempre con un comportamiento muy adecuado, por lo que no se le ha evitado el acceso a la red de transporte dieron a conocer autoridades locales.

Su historia y particular caso lo ha vuelto una estrella de las redes sociales, con cuentas que superan los 60 mil seguidores tanto en Instagram como en Twitter, donde personas comparten fotos con Boji, ya que todos los días se encuentra con pasajeros que lo identifican, le hacen cariños y le ofrecen algo de comida.

 
Publicidad