Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Eduardo Camavinga: un refugiado en Francia que ahora está en el Real Madrid

Proveniente de una familia angoleña refugiada por los efectos de la guerra, el joven francés se cuela al club merengue con el entusiasmo por todo lo alto.
mié 08 septiembre 2021 10:12 AM

"¿Quién lo habría creído, hace 18 años, que estaría hoy aquí?", se preguntó este miércoles el joven internacional francés Eduardo Camavinga, que llega al Real Madrid "preparado para jugar ya" y dispuesto a "aportar una plusvalía".

Publicidad

"Estoy muy contento de ser un jugador del Real Madrid, de representar este escudo, todos los valores del club", afirmó el joven centrocampista de 18 años, en su presentación como nuevo jugador merengue.

El joven centrocampista llega a Madrid procedente del Rennes, tras su sorpresivo fichaje a finales de agosto por 31 millones de euros (36.6 millones de dólares).

Camavinga pasó la revisión médica en la mañana del miércoles, antes de entrenarse con sus nuevos compañeros en la ciudad deportiva del Real Madrid en Valdebebas, en las afueras de Madrid, donde fue presentado por su técnico Carlo Ancelotti.

"Antes que nada, quiero seguir aprendiendo", afirmó el joven jugador francés en una posterior comparecencia telemática ante los medios.

"Después, mostrar al entrenador que estoy ahí, darlo todo en los entrenamientos, trabajar duro y después arañar minutos para intentar jugar el mayor tiempo posible", añadió Camavinga, que sabe la dura competencia que tendrá en el centro del campo merengue.

Publicidad

Una historia que se está escribiendo

La nueva página en blanco se abre para el joven jugador cuya historia es singular. Nacido en el seno de una familia de refugiados de Angola, Eduardo Camavinga llegó a Francia con su familia a los dos años de edad, instalándose en Fougères, al noreste de Rennes, en Bretaña.

Debutó en la Ligue 1 francesa de la mano del técnico Julien Stéphan en 2019, con apenas 16 años de edad, pero Camavinga no tardó en seducir al público francés por su juego atrevido y sin complejos.

No fue hasta noviembre de 2019, con 17 años recién cumplidos, cuando el volante obtuvo la nacionalidad francesa.

Poco después fue llamado por la Sub-21, y en septiembre de 2020, aún siendo menor de edad, fue llamado por Didier Deschamps con la absoluta. Es el jugador más joven en haber vestido la elástica de los Bleus en más de un siglo.

Los últimos meses, las lesiones, rivales ya avisados de su calidad, un cambio de representante (para unirse al poderoso Jonathan Barnett) y un equipo irregular hicieron que Camavinga brillase con luz más tenue.

Suplente las últimas semanas, Camavinga, cuyo contrato con el Rennes expiraba en 2022, tiene ahora ante sí el reto de seguir creciendo en un centro del campo madridista con muchos quilates.

El joven centrocampista, que se encontró en el equipo merengue con sus compatriotas Ferland Mendy y Karim Benzema, destacó el papel de este último como mentor de los jóvenes que llegan al Real Madrid.

Benzema es un ídolo y está cercano a jóvenes jugadores como Vinicius, y además es francés

El último fichaje blanco se vio arropado en su presentación por el presidente del club, Florentino Pérez.

"Hoy, el club da la bienvenida a un joven jugador francés que va a demostrar su talento. Querido Eduardo, el momento con el que soñabas ha llegado. Eres jugador del Real Madrid", afirmó Pérez en la presentación.

Acompañado por sus padres y hermanos, Eduardo Camavinga posó después con el presidente con una camiseta con su nombre y el número 25.

Publicidad
Publicidad