Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Además de “Nevermind” otras portadas controvertidas

Las portadas de los discos eran una de las formas de provocar e identificar su producto.
jue 26 agosto 2021 02:38 PM

La reciente denuncia de Spencer Elden, quien siendo un niño pequeño apareció en la famosa portada del disco "Nevermind" (1991) de Nirvana, interpuso una demanda a los exintegrantes y herederos del grupo y les acusó de pornografía infantil. No es un caso aislado de controversias por carátulas de álbumes musicales.

Aunque en el caso del álbum de la banda originaria de Seattle, resulta sospechoso como Elden realiza una denuncia luego de reproducir la portada de “Nevermind” décadas más tarde. Fuera de esa controversia podemos hablar de otras producciones que fueron llamadas a dar una explicación por el arte utilizado.

Además, la parte demandante también alegó que Elden nunca había recibido ninguna compensación por aparecer en esa imagen y pidió 150 mil dólares por daños y perjuicios a cada uno de los 15 acusados, incluidos los exmiembros aún vivos de la banda, Dave Grohl y Krist Novoselic, así como sobre los bienes del difunto cantante Kurt Cobain y el fotógrafo Kirk Weddle.

Publicidad

¿Dónde jugarán las niñas? Molotov (1997)

La banda mexicana Motolov presentó su álbum debut “¿Dónde jugarán las niñas?” la imagen de las piernas de una chica vistiendo una falda de una secundaria de Ciudad de México, resultó un escándalo que limitó la venta de los discos en algunas tiendas o bien que fueran escondidas. Años después de habló de la controvertida imagen que emulaba el abuso sexual de una menor de edad en el asiento trasero de un auto, además, de cuestionar la edad de la modelo.

20 años más tarde, Víctor “Pico” Covarrubias, creativo de Pico ADW, fue quien pensó la controvertida portada. “Le hablé a una amiga de la universidad y le dije “necesito que me ayudes a hacer una portada, dame tus medidas porque voy a comprar un uniforme y te voy a tomar unas fotos”, y le hablé a otro amigo que es un gran fotógrafo, Raúl Gonzales, le dije que había que hacer unas fotos en “fa”; es en mi coche, en mi garage y con una amiga, nos va a quedar pocamadre”, reveló Covarrubias en entrevista con Chilango. La modelo era mayor de edad, aseguró. La identidad sigue siendo un enigma.

El álbum que contiene los éxitos de “Gimme the power”, “Voto Latino”, “P*to”, logró ventas por más de 800 mil copias en América y España.

Sueños líquidos, Maná (1997)

Maná es una banda emblemática del rock en español, en su séptimo álbum colocó la imagen de una sirena en la portada, misma que solo se cubría el pecho con sus manos, lo que pareció muy controvertido para las percepciones de la audiencia. Aun cuando la producción tuvo gran éxito su controversia tuvo mayor relevancia cuando se dio a conocer que la pareja del Príncipe Felipe de Asturias, la periodista española Letizia Ortiz fue la modelo de este ser mitológico en esta obra del pintor Waldo Saavedra.

La versión fue confirmada por la banda quienes reconocen a la entonces periodista misma que radicó en Guadalajara a finales de los 90.

“Clavado en un bar”, “Hechicera”, “En el muelle de San Blas” y “Como dueles en los labios”, fueron los sencillos más exitosos del álbum que sumó 6 millones de copias vendidas.

ReLoad, Metallica (1997)

El séptimo álbum de estudio de Metallica es una producción emblemática de la banda misma que pertenece a la época más controvertida en la larga trayectoria del grupo californiano. Aunque la portada nunca fue bien explicada con la banda, se creía que era lava o incluso una tormenta, pero fue hasta tiempo después que se explicó las razones de la ilustración.

La carátula de Load se titula "Semen and Blood III" y la imagen consiste en sangre de vaca mezclada con el semen del propio Serrano dispersos entre placas de plexiglas. El arte de Reload, continuación artística del anterior disco, es una imagen relativamente similar que lleva por título en el caso del anterior tiene por nombre “Piss and Blood XXVI” (Pipí y sangre XXVI)

James Hetfield comentó en una entrevista con Classic Rock que a le gustaba el arte de “Load” y “ReLoad”. “Pero no por el hecho de escandalizar a otros”, comentó el guitarrista y baterista.

Ese álbum de heavy metal certificó 7 millones de copias en todo el mundo.

 
Publicidad