Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Tres escenas clave sobre el príncipe Felipe en The Crown

Tras la muerte del príncipe Felipe, esposo de la Reina Isabel II, tres periodistas analizan las escenas más relevantes sobre el Duque de Edimburgo en la serie de Netflix.
vie 09 abril 2021 12:40 PM
El actor Matt Smith como el Príncipe Felipe de Edimburgo en la cuarta temporada de The Crown.
El actor Matt Smith como el Príncipe Felipe en la cuarta temporada de The Crown.

A los 99 años, el Príncipe Felipe falleció esta mañana, pacíficamente, en el Castillo de Windsor. El esposo de la Reina Isabel II de Inglaterra nació bajo el nombre de Felipe de Mountbatten y el título Príncipe de Grecia y Dinamarca, para posteriormente convertirse en Duque de Edimburgo.

La muerte de este miembro de la realeza, retirado de la vida pública desde 2017, conmocionó no sólo a la esfera real del Reino Unido, sino a los seguidores de esta alrededor del mundo, aunque también era de esperarse.

Publicidad

En la última década, su salud se vio fuertemente mermada. En 2011 se sometió a una operación coronaria y en 2013 a una intervención exploratoria. A inicios de este año estuvo ingresado durante 28 días en un par de hospitales en Londres, debido a una afección cardíaca.

Sin embargo, la gente lo recordará por su particular humor y una vida de película, o serie, como en el caso de The Crown, producción de Netflix centrada en la Reina Isabel II.

El príncipe Felipe sirvió en la Marina Británica durante la Segunda Guerra Mundial, se casó en 1947 con la entonces princesa Isabel y fue fuertemente señalado por la opinión pública: cuando a los 25 años pidió la mano de Isabel, era fuertemente criticado por su origen extranjero y una familia sin la estabilidad económica de la que gozaba la familia real británica.

El padre del príncipe Carlos era apasionado del polo, la conducción y la navegación.

La figura de este hombre y varias de estas anécdotas son retratadas en The Crown, con la actuación de Matt Smith, Tobias Menzies y Jonathan Pryce en tres momentos de su vida.

Tres periodistas especializadas en entretenimiento desentrañan algunas de ellas.

The Crown, príncipe Felipe, Netflix
Tobias Menzies como el príncipe Felipe en la serie The Crown de Netflix.

Publicidad

Vergangenheit

Temporada 2 – Episodio 6

En el capítulo se desarrolla el tema de cómo el Rey Eduardo tuvo lazos con los nazis, previo a la Segunda Guerra Mundial. Y cuando se descubre lo que parecía haber sido un rumor, Isabel ya es Reina. En ese entonces, el Rey Eduardo, también conocido como el “Tío David”, quería regresar a Inglaterra para servir a su pueblo, pero no como Rey sino como asesor. Cuando Isabel se entera de todo esto, le permite regresar pero sólo para decirle que no porque había traicionado a su padre, a la Corona y al pueblo británico. Al final de ese capítulo, cuando Isabel tiene un conflicto moral sobre el perdón, el Duque de Edimburgo llega a su habitación, pero lo hace tomado.

Es muy divertido verlo en esa situación porque muestra que, al final de todo, en la intimidad, –y aún cuando la serie tenga partes de ficción– la realeza tiene toda esta parte humana que cualquier persona sin títulos nobiliarios tiene. Cuando llega, le dice a Isabel que estuvo tomando con las personas que menos creería que lo haría en algún momento, y que lo había pasado muy bien. Eran, la Reina Isabel I y un asesor que tenían.

Me parece muy importante, en este capítulo, la intervención del Duque de Edimburgo porque, además de la parte humana y normal que tienen como personas, él muestra un apoyo incondicional a su mujer como esposa y a la Corona, al servicio a la Corona, que es a lo que está dedicada la vida de su esposa. Es muy bueno porque le dice que qué bueno que lanzó a ese traidor y basura de Inglaterra.

Azul del Olmo, periodista de periódico Excelsior.

Príncipe Felipe en The Crown de netflix
El actor matt Smith en la serie The Crown

Publicidad

Wolferton Splash

Temporada 1 - Episodio 1

Antes de morir, el Rey Jorge VI habla con el Príncipe Felipe mientras están de cacería. Le hace saber, y le recuerda, lo importante es que su apoyo a Isabel, pero también se ocupa de que entienda que la Reina está para cuidar la corona. Le explica que se tiene que hacer a un lado porque lo más importante es la Reina y la Corona.

Y hay otro momento, más adelante, que es cuando la Reina vuelve al Reino Unido para el funeral del Rey. Isabel estaba acostumbrada a bajar del avión a lado del Príncipe Felipe, de ir a la par con su familia. Pero ahora, cuando Felipe la iba a acompañar, el asesor de la Reina le impide ir junto a ella y le dicen que ella tiene que descender sola. Felipe entiende que, a partir de ese momento, va a ser así para siempre.

Me pareció muy interesante porque Felipe tiene que hacer sacrificios por la Reina. Para los dos es difícil, y por otro lado es súper importante la cuestión de género. Al final, como esposa, ella tenía esta cosa de tomar en cuenta la opinión de su esposo. Pero cuando asume la Corona, ya no lo puede hacer. Hay un desplazamiento de la opinión de Felipe y de lo que quiere hacer. Ahora tiene que hacer lo que es mejor para la Corona. Me da la impresión que hace el sacrificio pero no tanto por amor y abnegación sino por que los miembros de la familia real tienen que asumir sus roles. Entonces, la cuestión de género es importantísima: si fuera un hombre el que asume la Corona y la esposa hace el sacrificio, convencionalmente es mucho más aceptado.

Arantxa Castillo, periodista de entretenimiento.

The Crown y Netflix
Escena de la primera temporada de The Crown.

Bubbikins

Temporada 3- Episodio 4

Hay un momento en la historia de la Monarquía en el que Felipe se vuelve clave. A él siempre le interesó la tecnología y la ciencia, fue su pasión y a lo largo de la serie te lo presentan como alguien a quien le gusta hacer deporte, y también es un tanto macho, e interesado en las tendencias. El primer momento es cuando tiene un face to face con Neil Armstrong cuando fue a la luna: Felipe estaba súper interesado en ello y quería saber cómo era viajar al espacio y tener esa experiencia. No se tiene la certeza de que esa entrevista pasó, pero es ejemplo de que él siempre quiso ser alguien grande.

El segundo momento es que él trajo la modernidad a la familia real en el sentido de que estaba inmerso a la tecnología y llegó a un acuerdo con la BBC para que en 1969 se filmara un documental para mostrar a la realeza, cómo era su vida y cómo la Reina iba a cazar.

Eso lo muestran dentro de la serie. En el episodio, Felipe habla con la Reina porque las costumbres de la realeza eran muy arcaicas y él quería presentarse de una manera diferente. Convence a la Reina Isabel de que sus hijos formen parte de este documental y, al final, el filme se proyecto y la gente se sintió más cerca de la familia real británica.

-Alejandra Torales, periodista de entretenimiento y música

Publicidad