Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad
Coronavirus_header desktop Home Expansión

Nuestras Historias

¿Viste 'Dark' y quieres más? No te preocupes, aquí tenemos la solución

El equipo de Life and Style te propone ver o rever estas historias que podrán saciar tu apetito por la ciencia ficción luego de haber disfrutado de 'Dark'.
sáb 27 junio 2020 08:52 AM

Si este sábado “maratoneaste” la tercera temporada de Dark, pero si esta compleja historia de viaje en el tiempo te dejó con un apetito mayor por historias de este tipo, no te preocupes: el equipo editorial de Life and Style te recomiendas una lista de amplio rango de historias que van desde viajes en el tiempo, travesías oníricos y otros planos de existencia que aplacarán tu voracidad por el género de la ciencia ficción mezclado con un fuerte componente dramático.

Moebius (1996)

Moebius.jpg

Es una pena que esta película argentina no sea más conocida, pues es una joya que debería ser apreciada por muchos más; es, de hecho, considerada de culto entre los amantes de la ciencia ficción. Dirigida por Gustavo Mosquera, la historia tiene como eje la misteriosa desaparición de un tren del sistema del metro de Buenos Aires, y está inspirada en el cuento del escritor Armin Joseph Deutsch, A Subway Named Mobius. Lo interesante de esta versión —también se hizo una adaptación en Alemania— es que tiene elementos Borgianos, por momentos uno se siente leyendo El Aleph. El filme resulta también de culto porque fue la primera película producida por la Universidad del Cine, en Buenos Aires, de donde han egresado directores importantes como Damián Szifrón (Relatos Salvajes), Andrés Muschietti (It) y Pablo Trapero (El Clan). Moebius por fortuna, está a un clic de distancia.

Salvador Cisneros, editor de entretenimiento de Life and Style.

Publicidad

The fountain (2006)

the fountain aronofsky

Antes de Mother! esta era la película más extraña y polarizadora de Darren Aronofsky. En ella, el director explora el tema de la inmortalidad en tres líneas de tiempo distintas: la época de la Conquista, el presente y un futuro en el que la exploración espacial es posible. En estas tres dimensiones, Tommy (Hugh Jackman) emprende una búsqueda interminable para salvar a su novia enferma (Rachel Weisz). En su momento, la cinta fue tan incomprendida que recibió principalmente críticas negativas; los cambios de tiempo son tan abruptos que la película puede volverse muy compleja. Sin embargo, no deja de ser un viaje visual y filosófico digno de explorarse al menos una vez. Como tip, sólo una de las dimensiones es real. Si toman eso en cuenta, seguir la historia se vuelve mucho más fácil.

-Fernanda López Díaz, editora web de Life and Style

Publicidad

Twelve Monkeys (1995)

12 monos

Cuando se estrenó, Twelve Monkeys fue un fenómeno de crítica e incluso de taquilla, resultado de la combinación perfecta de una historia perturbadora y entretenida con la estética alucinante de Terry Gilliam. Era una película que tenías que ver sí o sí, y que forma parte del catálogo reciente de la ciencia ficción cinematográfica del que abrevan filmes y series como Matrix, Lost y Dark. Otro factor que contribuyó a su inesperado éxito fueron las enormes actuaciones de Bruce Willis y Brad Pitt. Willis interpreta a James Cole, un prisionero de alma atormentada que viaja en el tiempo desde el año 2035 para evitar que El Ejército de los 12 Monos libere el virus que, en 1996, extermina a buena parte de la humanidad y condena a los sobrevivientes a vivir bajo tierra (toquemos madera). Y Pitt encarna a Jeffrey Goines, el muy locuaz líder de ese ejército de radicales ambientalistas. Con ellos, Gilliam pinta un retrato crudo de un mundo al borde de la autodestrucción, pero en el que también abundan el amor y el humor. Véanla, por favor.

Manuel Matínez, editor general de Life and Style.

Lost (2004-2010)

Lost

Fue una de las grandes series de principios del siglo, junto a The Wire y Los Soprano, y la que me convertí en un adicto a las series. Su piloto es uno de los más caros de la historia de la tele, pero lo que hizo grande a esta serie fue la idea de Damon Lindelof y J.J. Abrams, esa mezcla de muchos elementos de diferentes categorías audiovisuales que te mantienen enganchado: elementos clásicos de las producciones de aventuras y, cómo no, del género romántico, con elementos que tratan sobre la política, historia, filosofía, existencialismo, creencias religiosas y mitológicas, biología y todo esto en el formato del género de la ciencia ficción. Aunque siempre creo que la última temporada y su episodio final no estarán al nivel de las anteriores, es una de las mejores series que se han hecho. Cada vez que subo a un avión para volver a España, mi país, pienso si ese no será en el que viajaban los pasajeros de Lost.

Juan José Martín, editor de arte de Life and Style.

Series, eventos, música y más...
Recibe lo que debes saber del entretenimiento.

Publicidad