Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad
Coronavirus_header desktop Home Expansión

Nuestras Historias

La Mirada Femenina en el cine de Alejandra Máquez Abella

En la segunda de tres entregas sobre el gran momento de la mujer en el cine mexicano, hablamos con la directora de Las Niñas Bien, ganadora de cuatro premios Ariel.
jue 12 diciembre 2019 05:19 PM
Alejandra Márquez Abella
Alejandra Márquez Abella, directora de 'Las Niñas Bien'.

En un artículo para nuestra edición impresa noviembre-enero (ahora replicado en tres entregas para nuestra página web), recogimos las impresiones de Lila Avilés, Alejandra Márquez y Natalia Beristáin sobre el momento que vive el cine nacional y el futuro para sus colegas.

Al aceptar la dirección de Las niñas bien (2019), Alejandra pensó que acabaría con su carrera. En un México tan polarizado por el clasismo y la desigualdad, no consideraba positivo asociarse al mundo de las mujeres adineradas.

Al hacer el guión, a partir del libro homónimo de Guadalupe Loaeza, se percató de que al explorar temáticas que no escogería deliberadamente, consiguió un espacio de vulnerabilidad y creatividad que la impulsó a replantearse el mundo.

Publicidad

Me llevó trabajo asumir mis propios conflictos de clase y de género para deshacerme de muchos prejuicios”, relata.

Se alejó de la explotación de los estereotipos y de la comedia fácil para explorar el proceso psicológico de las élites, de quienes tienen unas ganas desenfrenadas de aferrarse al poder aunque sea con un bolso Chanel, como hace Sofía de Garay, el personaje de Ilse Salas.

Alejandra Márquez Abella
'Las Niñas Bien' ganó cuatro premios Ariel.

Este largometraje estrenó en el Festival Internacional de Cine de Toronto. Recibió cuatro premios Ariel y la Biznaga de Oro como mejor película iberoamericana en el Festival de Málaga, e incluso se estrenó en Francia.

Pero la satisfacción más grande de Alejandra no son los reconocimientos, sino el hecho de llevar a la pantalla la angustia femenina.

Variety la nombró uno de los 10 directores a seguir en 2019. Su preocupación más grande es que “la experiencia humana no está retratada honestamente si no hablamos de la mitad de la población, que son las mujeres”, explica la cineasta de 37 años.

Si tuviéramos más mujeres haciendo cine, la óptica femenina se integraría al retrato general
Alejandra Márquez Abella, cineasta

Alejandra atribuye a su crianza la atracción por las historias. Creció en una familia de historiadores.

Intuitivamente llegué a la conclusión de que debía contar las vivencias femeninas”, recuerda. Inspirada por Jean-Luc Godard, Alain Resnais y François Truffaut, pronto entendió que el cine y sus elementos le ayudarían a proyectar el mundo interior de las personas.

Más tarde advirtió que su formación fue desde la mirada masculina. Por ello, en cada proyecto que escribe evita construcciones donde las mujeres se vuelvan objetos o solo sirvan a la trama de manera artificiosa.

Hay que dimensionar que todo lo que sucede en la pantalla crea imaginarios en nuestra sociedad”, advierte la directora. “Si haces una comedia donde violar a una mujer es un chiste, quienes piensan eso, la ven y se sienten validados”.

Para la originaria de San Luis Potosí, uno de los primeros pasos para fortalecer la perspectiva de género en la industria del séptimo arte es que los propios creadores se analicen a sí mismos.

El cine es un lenguaje donde unes elementos para que una historia se cuente de una forma y no de otra”, explica.

En un gremio donde las mujeres tienen obstáculos desde la temática de sus películas, Alejandra ahonda sobre las oportunidades que ha tenido.

Más allá de llevar sus dos largometrajes –Semana santa (2015) y Las niñas bien– a festivales internacionales, una de las mejores experiencias fue encontrarse con otras cineastas mexicanas como Lila Avilés, Natalia Beristáin, Jimena Montemayor y Daniela Ludlow.

Lila Avilés, Alejandra Márquez Abella y Natalia Beristáin
Alejandra Márquez Abella, directora de Las Niñas Bien; Natalia Beristáin, directora de Los Adioses, y Lila Avilés, directora de La Camarista.

Junto con más de 100 mujeres de la industria, estas realizadoras están unidas por la iniciativa “Ya es hora”. Además de luchar para erradicar la violencia dentro y fuera del set, Alejandra explica que también es una comunidad para trabajar e impulsar los proyectos de las demás.

No me canso de repetir que estas ideas feministas vuelven nuestra industria más rica, completa y diversa. Hay todo por ganar”.

Comprometida con los personajes femeninos, escribe el guión de La triste, sobre el viaje migratorio de una mujer, no como un drama social, sino como la exploración de las motivaciones para dejarlo todo.

Series, eventos, música y más...
Recibe lo que debes saber del entretenimiento.

Publicidad