Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad
Coronavirus_header desktop Home Expansión

Nuestras Historias

Tom Pain, nuestra recomendación teatral para mitad de verano

En La Teatrería, Luis Arrieta protagoniza un monólogo sobre la importancia del tiempo y lo efímero de la vida.
jue 01 agosto 2019 11:38 AM
Tom Pain con Luis Arrieta
Luis Arrieta protagoniza Tom Pain.

Tom Pain es teatro. Perdonen que este texto empiece con esa obviedad... Tal vez sea mejor decir que es la esencia del teatro, esa que resulta tan obvia que a veces se olvida, pero que lo significa todo.

Tres paredes más una cuarta receptiva, unas luces que actúan junto al protagonista, un director que nunca se ve, pero que siempre se siente, y un actor que lo transmite y da todo: una carcajada que, genuina, truena entre la gente de la sala A de La Teatrería; una punzada donde se supone que debería ir el estómago, pero que la obra ha dejado en blanco; un sollozo que certifica lo que pasa en la tarima.

Tom Pain es -y había que empezar por aquí- un hombre que tiene mucho que decir, aunque basado en nada. Es una plática, un monólogo sobre su niñez, sobre el amor de su vida, los recuerdos más lúcidos que encuentra en la telaraña gris que compone el cerebro.

Publicidad
Tom Pain con Luis Arrieta
El montaje fue escrito por Will Eno.

Su charla es cínica, de pronto irrespetuosa, confrontativa, y luego melosa, aleccionadora, como en un grupo de ayuda. Y todo eso funciona. La función incluye interacciones del actor con el público que nunca resultan invasivas -aún cuando esta especie de discurso motivacional pudiera parecerlo- y que terminan siendo un juego de complicidades.

En el montaje de hora y media de duración, el público se identifica en algún punto que puede ser la irreverencia de un personaje entendido y trabajado a la perfección por su protagonista o cuando hace dos simples preguntas: ¿qué harías si te quedara un día de vida? ¿Qué harías si te quedaran 40 años?

Donde faltan las palabras, sobran los pensamientos; donde no hay elocuencia, hay análisis. Luis Arrieta tiene un perfecto manejo del tiempo y control del escenario; control hasta del público que lo sigue y por eso puede lograr estos puntos suspensivos y dramáticos.

Tom Pain con Luis Arrieta
El montaje es dirigido por Adrián Vázquez.

Se ayuda de Ricardo Estrada, un maravilloso compositor que musicaliza en vivo (cabe destacar que toca la guitarra con un arco de violín) y quien termina por convertirse en coprotagonista de esta historia escrita por el Estado Unidense Will Eno y dirigida ahora en México por Adrián Vázquez (Wenses y Lala).

Por todo esto, Tom Pain es teatro. Pero lo es más aún por lograr lo fundamental en un escenario que si no es dar respuestas, al menos sí generar en el espectador muchas preguntas... aunque no estén basadas en nada.

La puesta se presenta hasta el 11 de septiembre todos los miércoles, a las 20:30 horas, en Le Teatrería.

Tags

Series, eventos, música y más...
Recibe lo que debes saber del entretenimiento.

Publicidad
Publicidad