Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad
Coronavirus_header desktop Home Expansión

Nuestras Historias

¿The Walking Dead ha llegado demasiado lejos?

¿Es justo que los fans de The Walking Dead le den la espalda a la serie?
lun 31 octubre 2016 04:17 PM
The Walking Dead
The Walking Dead Las 5 muertes más impactantes de TWD

Aunque se trate de una historia ficticia, escribir sobre The Walking Dead es una cuestión personal (por eso este texto está en primera persona). Considero que es lo más honesto y justo cuando se ha reído y sufrido por años con un grupo de personajes que tratan de conservar su humanidad y la vida en medio de un mundo postapocalíptico plagado de zombies.

Todos sabíamos que el primer episodio de la séptima temporada sería sangriento y que significaría la muerte de al menos uno de los personajes principales, pero eso no quiere decir que estuviéramos preparados para la brutalidad y el sadismo de este capítulo, muy por encima del nivel de violencia mostrado antes en la pantalla chica. Sólo comparable ha sido el fenómeno de Game of Thrones, capaz de generar un duelo masivo; ahí están como pruebas los famosos videos de las reacciones del episodio La boda roja. Sin embargo, en la serie de HBO, el pesar de los fans fue de pérdida y nostalgia; en la de AMC, la audiencia se sintió violentada.

El domingo por la noche cuando Negan decidía al azar a quién mataría a batazos, me sudaban las manos y mi corazón latía cada vez más fuerte: los martillazos en el pecho subían de intensidad en paralelo a la fuerza con la que mi esposa apretaba mi mano.
Cuando el villano, encarnado magistralmente por Jeffrey Dean Morgan, le destrozó literalmente la cabeza a Abraham, ella empezó a llorar. Hemos visto más de una decena de series y jamás la había visto así. El suyo no era un llanto generado por la pérdida, sus lágrimas brotaban de unos ojos cargados de miedo e impotencia. Continuó viendo, pero cuando Negan le dio el primer batazo a Gleen salió del estudio —ya no vio a este personaje con un ojo de fuera— y sólo regresó cuando la masacre había terminado.

Publicidad
Negan
El ser más malévolo en The Walking Dead...hasta ahora

Su reacción fue representativa, pues el shock fue tal que muchos fans han dejado en claro en las redes sociales que ya no quieren ver más el programa. Además, varios críticos especializados se quejaron de la excesiva violencia del capítulo y también enumeraron razones para dejar de verla.

La indignación se debió a la manera gráfica en la que se presentaron no sólo las muertes de Abraham y Glenn, sino por el morbo con el que el director Greg Nicotero retrató el dolor de Maggie, una mujer embarazada que es obligada a ver el asesinato a sangre fría de su pareja, así como por el perverso sentido del humor de Negan y —¡cuando creíamos que podíamos respirar tranquilos!— la tensísima escena en la que Rick es obligado a cortar el brazo de su hijo para asegurar la supervivencia del grupo. Este último drama es sólo un “juego psicológico” de Negan para doblegar a Rick y que él lo mire como un perro con miedo: la escena en que avienta el hacha y le pide que la busque refuerza esta humillación.

En síntesis, todo el episodio fue una espiral descendente de dolor y crueldad que dejó a mucha audiencia desgastada. Es cierto que por momentos la estructura del episodio se volvió redundante y chantajista: ¿era necesario, por ejemplo, mostrar la manera en la que moriría el resto de los personajes si Rick no mutilaba a su hijo, un chico que acaba de perder un ojo y en temporadas pasadas tuvo que matar a su madre? Entiendo y me parece justo que miles de espectadores decidieran dejar de ver The Walking Dead. Es su derecho. No obstante, igual de justo me parece que la serie le fuera fiel al cómic por que en la historieta hay justamente un recuadro en el que Glenn tiene la cabeza partida y un ojo de fuera.

The Walking Dead
Las 5 muertes más impactantes de TWD

Pasaron los días y lo acontecido en ese episodio se volvió un breve tabú o por lo menos un tema incómodo que no tocamos en casa; preferimos hablar de Westworld. Antes del segundo episodio, cuando le pregunté si querría seguir viéndola, me dijo: “Sí, pero me parece una grosería lo que pasó. Fue innecesario”.

Continuaremos viéndola porque nos importan los demás personajes sobrevivientes y queremos, como millones de fans, que Negan tenga su merecido. También sé que sentimos esta necesidad de revancha porque la herida aún es reciente, pero el problema real es que la venganza no será recompensa suficiente para los espectadores, porque después de siete temporadas viendo morir a personajes entrañables, ya va siendo hora de que este grupo por el que uno siente cariño empiece a ver la luz al final del túnel.

Aunque los cómics de Robert Kirkman, en que está basada la serie, no han llegado a su fin, los fans del programa merecen ver la evolución de los personajes y la historia en vez de seguir siendo testigos de un ciclo tras otro de supervivencia darwiniana… para eso pueden sintonizar las noticias.

La violencia puede ahuyentar a algunos (que creo regresarán a verla cuando pase el shock), pero lo que los podría alejar definitivamente es el peligro de que esta serie se torne un desfile gratuito de sadismo sin una idea clara de hacia dónde va la historia, porque los fans no sólo quieren ver a sus personajes favoritos sobrevivir, sino entender el sentido de sus vidas.

Hasta el momento, esto no está muy claro en la serie y si continúa por este camino sería como matar a batazos una buena historia y eso sería verdaderamente injusto para los amantes de este programa.

Negan
Negan amenazando a todos

Series, eventos, música y más...
Recibe lo que debes saber del entretenimiento.

Publicidad
Publicidad