Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad
Coronavirus_header desktop Home Expansión

Nuestras Historias

L’art de vivre francés en Sofitel Mexico City Reforma

Un rascacielos con la mejor vista de la ciudad y la ingeniosa mezcla del actual art de vivre francés con la vibrante esencia mexicana.
mar 10 diciembre 2019 11:08 AM

L’art de vivre francés en Sofitel Mexico City Reforma

Nuevo rascacielos

Nuevo rascacielos

De jade y acero, en el corazón de CDMX.
Especial
Bienvenida

Bienvenida

Luz y geometrías reciben al huésped.
Especial
Alta cocina

Alta cocina

Sus espacios de gastronomía también están abiertos a la comunidad local.
Especial
Mixología

Mixología

Bar Cityzen, en el piso 38, con una de las mejores vistas nocturnas de CDMX.
Especial
Piscina techada

Piscina techada

Un espacio para relajarse frente a una vista de postal.
Especial
Club Millésime

Club Millésime

Un santuario en el piso 36, reservado para los huéspedes que reservan en esa categoría.
Especial

Lobby in the sky. La frase cobra sentido en cuanto se abre el elevador y una visión inédita de Paseo de la Reforma, a 14 pisos de altura y con perspectiva hacia El Ángel de la Independencia, se despliega entre una espesa cortina de luz natural.

Es la puerta de Sofitel Mexico City Reforma, el recién inaugurado hotel de Grupo Accor en el corazón de la capital mexicana. Cuando Sylvain Chauvet, gerente general del lugar, nos comenta que será la insignia de la marca en todo América Latina entendemos por qué: su posición estratégica sobre esta avenida icónica, más la construcción de 40 niveles que, en cada piso, ofrece una visión 180° a prácticamente todos los puntos cardinales de CDMX, convierte al hotel, en sí mismo, en una experiencia de viaje.

Publicidad

El primer recorrido que se da aquí es a través del tiempo. El hotel fue erigido en el terreno de una casa construida en 1938, en un estilo clásico de la colonia Juárez. Conservó la fachada patrimonial, que hoy alberga al bar Freehouse, resguardado desde el balcón por Wild Kong, una escultura de Richard Orlinski, el artista contemporáneo francés más vendido en la actualidad.

Desde la entrada a pie de calle se observa un fenómeno constante: sin duda, Sofitel tiene la propuesta de edificación y diseño de interiores de mayor vanguardia en CDMX.

El manejo arquitectónico de la luz natural, nos aclara Chauvet durante el recorrido, está inspirado en el trabajo de Luis Barragán, el Pritzker mexicano. Las texturas y las formas geométricas presentes en toda la construcción son como origamis contemporáneos de distintas piedras y maderas, alfombras y vidrio, paletas en grises y colores ácidos. Por supuesto, desde cada ventanal entra la Ciudad de México, vibrante, para formar parte de esta inmersión.

Publicidad

Gastronomía fusión

Sofitel Mexico City Reforma ofrece dos experiencias gastronómicas distintivas y tres bares. Bajel es un restaurante de alta cocina, sólo de cenas —abre a partir de las 18:00— que combina técnicas de fermentación con platillos inspirados en la gastronomía mexicana.

Balta es cocina sobre parrillas de leña, con atrevidas combinaciones de mar y tierra, acompañadas de mixología. Todo esto se adereza con la vista panorámica que ofrece el restaurante.

Pero si lo que se quiere es disfrutar de un par de tragos con la vista más espectacular de CDMX, entonces el Bar Cityzen, en el piso 38, es su destino y promete convertirse en uno de los escenarios más visitados de la ciudad.

El toque más dinámico —y deliciosamente clandestino— está en la propuesta speakeasy del Bar Freehouse, ubicado en el área que corresponde a la vieja casona en la que se edificó este rascacielos.

Spa: l’art de vivre francés y wellness

Todo en Sofitel Mexico City Reforma nos habla de una experiencia de fusión: entre épocas, entre la cultura mexicana y la cultura francesa, sabores, texturas… y tratamientos para relax y belleza.

Se trata de construir cada momento, de que cada detalle sea chic, en toda una expresión de l’art de vivre francés. De ahí que el hotel cuente con instalaciones para sauna y vapor con vista panorámica a la ciudad, con spa que ofrece lo mismo un masaje con técnicas ancestrales mexicanas, que alta cosmética de L’Occitane.

De hecho, esta marca gala está presente en todos los amenities de este centro de hospedaje.

Su oferta de bienestar incluye, también, un equipado gym, menú de almohadas a elegir, una piscina techada, con vista panorámica. Cada detalle, como las plantas y flores omnipresentes, son una declaración de belleza alineada al arte del bouquet francés.

Los huéspedes podrán vivir el “Ritual de las Velas”, una ceremonia que ocurre cada atardecer, inspirada en el encendido del alumbrado de las calles de París.

Cada detalle ha sido cuidadosamente diseñado para el deleite de sus habitantes. Por eso Sofitel Mexico City Reforma marcará un antes y un después en el turismo de lujo en México. Reserva aquí.
Publicidad
Publicidad
Publicidad