Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Así es manejar el nuevo Nissan Leaf

La nueva generación de Nissan Leaf está en nuestro país, y más allá del desarrollo del e-Pedal descubrimos sus puntos fuertes y lo que debes tener en cuenta.
lun 24 septiembre 2018 04:36 PM
Nissan Leaf
Nissan Leaf

Nissan Leaf ha tenido muchos cambios respecto a la primera generación. Y no hablamos sólo del exterior, sino del interior y de la tecnología aplicada al manejo, como el nuevo e-Pedal, que permite acelerar y desacelerar con un solo pedal.

Tuvimos en nuestras manos al eléctrico punta de lanza del Nissan Intelligent Mobility , el ambicioso programa de eficiencia e integración del auto con la sociedad, y lo llevamos a un difícil primer manejo, rumbo a San Gil, Querétaro, saliendo de Ciudad de México.

Y es que, sabemos que los autos eléctricos ya tienen dominada la ciudad. Nissan ha convertido sus 230 agencias del país en estaciones de carga, además de las situadas en universidades, plazas públicas y la opción de recarga en casa, por lo que el aspecto de la autonomía en las urbes, está controlada.

Publicidad

Así, en cuanto al uso diario, los eléctricos han demostrado tener grandes ventajas, como estar exentos del pago de verificación, tenencia y otros impuestos, además de un ahorro económico, pues la energía eléctrica es mucho más barata que la gasolina. Sin contar las toneladas de emisiones contaminantes que se evitan anualmente.

Con el nuevo LEAF esos beneficios se mantienen, además de la incorporación del e-Pedal, la tecnología que permite acelerar y desacelerar utilizando solamente un pedal. Pero si deseas tener un manejo tradicional, se “apaga” el e-Pedal para utilizar tanto el freno como el acelerador.

e-Pedal

En cuanto al diseño, la segunda generación es más atractiva, con un frente que mantiene la parrilla “V-Motion” característica de la marca, faros con forma de boomerang, y detalles en azul, lo que simboliza la tecnología limpia y amigable con el medio ambiente.

Por dentro, además del botón que acciona el e-Pedal, cuenta con una atractiva palanca de velocidades y un centro de infoentretenimiento colocado en la consola central, con una pantalla a color de cinco pulgadas, desde donde, en la versión SL Bitono (la que manejamos) se accede a información de audio, energía y cámara de reversa.

Ya en la experiencia de manejo, el e-Pedal nos dará la oportunidad de “reaprender” a hacerlo, pues en cuanto se deja de presionar comienza una veloz desaceleración que llega al alto total, algo a lo que no estamos acostumbrados. Al mismo tiempo que se efectúa la desaceleración, el sistema de recuperación de energía absorbe la que se genera por el frenado, lo que puede extender los 240 kilómetros de autonomía con carga completa.

Y aquí se llega a un punto que hay que tener en cuenta con esta tecnología. Si bien en ciudad está cubierta la recarga, en carretera las opciones disminuyen al mínimo, por lo que antes de iniciar cualquier viaje se debe tener conocimiento total de las estaciones existentes.

Afortunadamente para nosotros, en el medio de nuestro trayecto se ubica una estación de carga rápida, lo que nos permitió llegar sin problema a San Gil, donde, mientras comíamos, el auto se recargaba para el regreso.

Leaf demostró que cuenta con un buen manejo, balance y respuesta inmediata en cuanto la aceleración, características que lo colocan en un lugar privilegiado en los “city cars”, aunque si deseas hacer un viaje más largo, deberás tener en cuenta la ubicación de las estaciones de recarga.

Deportivos, de lujo, clásicos...
Te enviamos la información de tus autos favoritos.

Publicidad